Posteado por: alpe | septiembre 17, 2010

El Día de la Bibliodiversidad

La Alianza Peruana de Editores Independientes (ALPE) se suma al llamado de la Alianza Internacional de Editores Independientes para promover el 21 de Septiembre como “Día Internacional de la Bibliodiversidad”
LA BIBLIODIVERSIDAD es la diversidad cultural manifestada en el mundo del libro. La palabra le hace eco a “biodiversidad” y se refiere a la necesidad de contar con una pluralidad de producciones editoriales para beneficio de los lectores y de la sociedad en general.

Aunque los grandes grupos editoriales contribuyen a través de su producción masiva de libros, la bibliodiversidad está íntimamente ligada a la producción de las editoriales independientes. Son ellas quienes asumen el riesgo de publicar textos por razones que van más allá de consideraciones puramente comerciales.

Las editoriales independientes priorizan la calidad de su producción por sobre el beneficio económico a corto plazo.

Los editores independientes invitamos a las comunidades a convertirse en los actores y defensores de esta diversidad cultural adaptada al libro: el libro debería ser un bien público.

El “DIA INTERNACIONAL DE LA BIBLIODIVERSIDAD” se celebrará simultáneamente el 21 de Septiembre de cada año, a partir de 2010, en distintos países.

El 21 de setiembre queremos reflexionar acerca de la circulación del libro en la actualidad. Queremos impulsar nuevos recorridos para el libro: que no sólo circule desde el hemisferio norte hacia el sur, sino que el intercambio se realice de sur a norte y, sobre todo, de manera transversal, de sur a sur.

El día de la bibliodiversidad ha sido establecido para llamar la atención sobre el libro como bien cultural, como forma de compartir ideas y conocimientos desarrollados por hombres y mujeres de todos los países y en todos los idiomas.

Durante el mes de setiembre, la Alianza Peruana de Editores Independientes realiza actividades relacionadas con la celebración de la bibliodiversidad:

– Las editoriales asociadas en ALPE ofrecen en esta página descargas gratuitas de fragmentos y otros textos publicados en sus sellos.
– El día 21 de setiembre se realizarán sueltas de libros en distintos puntos de la ciudad de Lima y Arequipa, y en diversos países e latinoamérica.

Visita esta página para más información.

Posteado por: alpe | julio 16, 2009

Visita el stand de la

ALIANZA PERUANA DE EDITORES


en la FIL – Lima 2009


del 23 de Julio al 5 de agosto


LIBROS INDEPENDIENTES PERUANOS,

OFERTAS,PRESENTACIONES

Agradecemos el respaldo que numerosos escritores e intelectuales peruanos han manifestado públicamente frente al despojo que ha sufrido nuestra Alianza por parte de la Cámara Peruana del Libro. Creemos que hay de fondo una lucha común contra decisiones autoritarias como la que ha puesto de manifiesto la CPL y seguiremos defendiendo nuestra posición hasta conseguir una solución digna.

Alonso Cueto: Un tema por resolver

Creo que la feria del libro que empieza el 24 de julio será un éxito, dados los antecedentes de las ferias anteriores. Los cientos de miles de invitados del año pasado se repetirán o aumentarán esta vez. Buena parte de ese reconocimiento se lo debemos a la organización de la Cámara Peruana del Libro (CPL) y, en especial, al esfuerzo y la experiencia de personas como Doris Moromisato y otras. A la Cámara le debemos también otras iniciativas interesantes, como la Feria del Libro que se organizó en el Lima Norte hace poco. De las experiencias -buenas y malas- de esa feria muchos editores aprenderán.

Es una lástima, sin embargo, que esta vez haya un tema serio por resolver. La historia ya es conocida. La Alianza Peruana de Editores (ALPE), a través de la editorial Peisa, contrata unos ‘stands’ de exhibición. Esta Alianza, formalmente constituida, está integrada por 25 editoriales medianas y pequeñas, de calidad. El comité encargado de los ‘stands’ de la feria acepta el pago, y doce días después devuelve el dinero con una argumentación: Peisa está subarrendando el ‘stand’ a los demás editores. Según la Cámara, este fue el motivo para que la inscripción sea rechazada.

Me parece que hay un problema de fondo en esta argumentación. No se ha demostrado hasta ahora que Peisa estaba subarrendando el local. Todas las evidencias presentadas por el editor de Peisa (Germán Coronado), de Matalamanga (Pierre Emile Vandoome) y de Benvenuto (Alfredo Vanini) apuntan a que tienen un acuerdo de distribución comercial, no un subarriendo. Lo mismo han afirmado los editores de Sarita Cartonera, Estruendomudo, Mesa Redonda, Borrador, y los otros.

Como consecuencia de la decisión de la Cámara, la Alianza Internacional de Editores (ochenta editores de cuarenta países) ha respaldado a la peruana y la Alianza de Editores chilena ha puesto en duda su participación en la feria. Iván Thays en su blog (notasmoleskine.blogspot.com) ha iniciado una encuesta sobre el tema. Es fácil adivinar qué opción va perdiendo, y por mucho.

Todos queremos ver en un ‘stand’ (y no por separado o como apéndices) a las editoriales peruanas de calidad. Autores de mucho interés como Edwin Chávez, Johan Page, Susanne Noltenius, Patricia Miró Quesada, Giselle Klatic, Christian Reynoso, Alexis Iparraguirre, y muchos otros, publican en esas editoriales y merecen un lugar atractivo y central a nombre de la ALPE. La Cámara Peruana del Libro, que ha mostrado buen criterio en otras ocasiones, tiene aún que resolver este tema. Bastantes problemas tiene ya la circulación del libro entre nosotros, la verdad.

http://peru21.pe/impresa/noticia/alonso-cueto-tema-resolver/2008-07-14/2824

Iván Thays: Moleskine literario

Como saben, la Cámara Peruana del Libro se ha empeñado en enturbiar tercamente la noticia de la próxima Feria Internacional del Libro de Lima. El problema, de fácil solución para cualquiera, no podrá ser resuelto mientras lo que, al parecer, son rencillas personales se convierten en un veto contra una Asociación de Editores Independientes. El día de ayer, la ALPE organizó un evento donde denunciaron el tema. La nota sobre la Conferencia de Prensa ha aparecido en los principales medios del Perú, como el diario El Peruano, La República , Expreso y Perú21. El día de ayer, además, apareció algo al respecto en el diario El Comercio. De todas las notas, me parece oportuno el tratamiento de Perú21, que le da la voz a los protagonistas que explican sus razones concretamente. Por ejemplo, Germán Coronado (Peisa) rechaza la idea del subarriendo:

(…) soy su representante comercial. En la ficha de inscripción firmé como Peisa e indiqué –como todos lo hacen porque hay un espacio previsto para ello– que en el rótulo del stand se pusiera ALPE. Se me aceptó la ficha, cobraron el cheque y firmamos el contrato. El 12 de junio recibí una carta donde la CPL me comunicaba que había resuelto el contrato porque, según ellos, había infringido el reglamento de la feria al subarrendar los stands y, no solo eso, me pedían que no vulnere principios éticos. Era una barbaridad. No he subarrendado stands. Soy representante comercial de la ALPE, vendo sus libros”.

Por otra parte, Alfredo Vanini (Benvenuto editores), se da cuenta de lo mismo que yo denuncié en un anterior post, sobre la contradicción de la Cámara al declarar en la carta, primero, que el rechazo al ALPE se debe a la carencia de stands y luego:

… nos mandaron una carta –dirigida a cada editor y no a la ALPE, como corresponde– diciéndonos que nos alquilaban un stand a mitad de precio. Nos querían comprar, nos trataban como pobrecitos. ¿No decían que no tenían stands? Es decir, no tienen cuatro espacios para la ALPE pero sí alrededor de 20 si vamos separados. Sin duda, nos quieren dividir”.

Y Pierre Emile Vandoorne (Matalamanga) pone el dedo en la yaga al declarar:

O la CPL nos ve como un organismo paralelo que los quiere dividir –lo que no es cierto– o su enemistad contra uno de nosotros los ha llevado a tomar una decisión”. Vanini va más allá y califica como “nauseabunda” la actitud de la CPL. “Buscamos el diálogo y que la CPL nos restituya los stands sin condiciones. Si no lo hacen, tomaremos medidas legales”

¡Ajá! ¡Saltó la liebre! Pues no es descabellado pensar que, en realidad, la Cámara Peruana del Libro no tiene nada contra los editores jóvenes (a los que ha incluido en otras ferias, y también en ésta de manera independiente, y que además están presentes ampliamente en el programa cultural) sino contra la Alianza de esos editores. Y más precisamente, no contra la Alianza de esos editores sino contra el rol protagónico que Germán Coronado (ediciones Peisa) cumple en el entuerto, al ser el nexo entre la Alianza y la Cámara Peruana del Libro, a la que pertenece. Coronado siempre ha sido un editor muy crítico contra la CPL (recuerden su performance con esteras en la FIL Guadalajara, y sus innumerables peleas contra la mesa directiva de esta Cámara y de otras) y podría ser que lo que realmente quiere “vetar” es a que Germán Coronado decida usar el ALPE como un “caballo de troya” para “apoderarse” del gremio librero, ir sumando editoriales, librerías y distribuidoras, y al fin dar un “golpe de estado” a una institución conservadora como la CPL, que perdería representatividad ante el empuje de estos jóvenes editores. Es decir, al ceder esos cuatro stands a la ALPE -que en realidad, en las dimensiones feriales, es una ridiculez-, la CPL estaría cediendo mucho más terreno del que están dispuestos a ceder. He ahí el nudo gordiano. ¿Cómo se resolverá?

Obviamente, si el tema era hacer invisible a la ALPE, el tiro les salió por la culata. Nunca ha tenido tanta presencia en los medios como ahora. De algún modo, este lío es su certificado de nacimiento (me estorbas, luego eres) puede ser el punto de partida para proyectos más ambiciosos de la ALPE, ¿verdad?

http://notasmoleskine.blogspot.com/2008/07/ms-sobre-el-veto-editores.html

Luis Fernando Chueca y Jorge Eslava se pronuncian sobre el veto al ALPE

Mientras grabábamos un especial sobre la publicación de “El hilo negro” de Carlos López Degregori, aprovechamos para conversar con los presentadores del libro: Lucho Chueca y Jorge Eslava, para preguntarles sobre el veto de la Cámara Peruana de Libro a las 25 editoriales que formamos el ALPE.

http://borradoreditores.blogspot.com/2008/07/luis-fernando-chueca-y-jorge-eslava-se.html

Gustavo Faverón: Puente Aéreo

 Hay entidades a las que uno quisiera perdonarles todo, dada la importancia de la labor que cumplen, o que se supone que deberían cumplir. La Cámara Peruana del Libro es una de ellas: ¿quién querría criticar a una institución creada para difundir la lectura y propiciar que el negocio de las publicaciones prospere en un país como el Perú, que tanto necesita de ambas cosas?

Pero si la Cámara Peruana del Libro decide limitar sus actividades al fomento de la comercialización de los volúmenes publicados por unas ciertas empresas editoriales, y negar espacio al trabajo de otras, entonces la Cámara traiciona el objetivo ideal de su existencia, y pasa de ser una entidad sustentada por principios éticos (la libertad de empresa, el derecho al conocimiento, etc) a convertirse en el instrumento de una arbitrariedad de índole meramente comercial.

La Cámara le ha negado un espacio en su próxima Feria del Libro a las pequeñas y emprendedoras casas asociadas en la Alianza Peruana de Editoriales Independientes, entre ellas, las editoriales que han sido responsables, en años recientes, del florecimiento de las publicaciones literarias y académicas que tanto han renovado el debate cultural peruano y que han refrescado el rostro de nuestra literatura más joven.

Si persiste en esa actitud (que no es un mero capricho soslayable, ni un movimiento impulsado por un principio moral, legal o ideológico, sino un atropello comercial con resonancias que afectan a nuestra esfera intelectual), la Cámara habrá perdido toda legitimidad, porque habrá decidido desoír la lógica que justifica su existencia: la habilidad de ampliar y democratizar el contacto entre el mundo de la inteligencia productiva nacional y el mundo de los lectores.

La Alianza Peruana de Editoriales Independientes ya ha recibido la solidaridad de varias decenas de editoriales de diversos países del mundo. Ahora sería bueno que los escritores invitados a la Feria del Libro (por ejemplo, Mario Vargas Llosa) dijeran algo: que ellos saquen la cara por los editores atropellados, que no acepten formar parte de una feria que obviamente no está abierta para todos y que, ciertamente, no parece abierta para aquellos que con más esfuerzo trabajan por la difusión de las letras en el Perú.

http://puenteareo1.blogspot.com/2008/07/feria-sin-libros.html

Older Posts »

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.